Buscar
  • LuckyDog Naturalmente

Mielopatía Degenerativa Canina y Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)en humanos. ¿Están relacionada



El próximo 21 de junio se celebrará el Día Mundial contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) con una serie de actividades para expresar la esperanza de que científicos, médicos, pacientes y familiares, continúen en la búsqueda de la causa y el tratamiento de estas enfermedades. Se ha descubierto que la ELA podría estar asociada genéticamente con la Mielopatía Degenerativa Canina, una enfermedad neurodegenerativa que afecta la médula espinal del perro, causando deterioro de la función en las patas traseras hasta llegar a la parálisis. Porque ellos también merecen ser vistos, este artículo pretende crear consciencia sobre esta enfermedad que, hasta ahora, no tiene cura.


La mielopatía degenerativa en perros es una enfermedad neurológica progresiva. Afecta particularmente a perros adultos de raza grande. Las causas de esta enfermedad, así como la forma en que evoluciona, se cree que pueden estar ligadas a un desorden del sistema inmune.


Sus síntomas característicos son regularmente:

• Debilidad o parálisis en las extremidades posteriores.

• Ataxia, que es un deterioro en el equilibrio o la coordinación debido a daños en el cerebro, los nervios o los músculos.

• Déficit propioceptivo. La propiocepción es el sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, se refiere a la capacidad de sentir la posición relativa de partes corporales contiguas.

• Mioatrofia. Pérdida de la masa muscular que, al perder actividad, atrofia los músculos de patas traseras y pelvis.

• Parálisis total y posteriormente, muerte del animal.


El Diagnóstico de Mielopatía Degenerativa Canina se basa en los signos clínicos, la historia clínica del paciente, prueba de linfositos y respuesta al tratamiento con corticoides. Cabe aclarar que este tratamiento es sólo para retrasar o aliviar los síntomas, ya que mielopatía degenerativa en perros, como hemos dicho, es incurable.

La Morris Animal Foundation, una fundación que ha apoyando por 30 años la investigación de la mielopatía degenerativa canina, explica que existen dos líneas de investigación para encontrar la forma de obtener diagnósticos más exactos y tratamientos para esta enfermedad.

Para identificar las causas de la mielopatía degenerativa en perros, primero se descartó la hipótesis de que esta patología podía obedecer a deficiencias de vitaminas o a una infección viral. Con base en que la enfermedad se presenta más en ciertas razas, se evaluó la posibilidad de que hubiera un componente genético.

Sobre esta línea, los investigadores encontraron una pista al observar las similitudes que existen entre esta afección canina y la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) en humanos.

La similitud se detectó en la mutación del gen SOD1, relacionada tanto con la mielopatía degenerativa como con la ELA. Se concluyó que, como en todas las enfermedades genéticas, el riesgo de desarrollar tanto mielopatía degenerativa como ELA, es más alto si ambos progenitores tienen la mutación del gen SOD1. Este dato podría ser de vital importancia para un diagnóstico temprano de la enfermedad.

La misma fundación afirma que, dado que no existe ningún medicamento o terapia para combatir la mielopatía degenerativa canina, se trabaja en el desarrollo de inhibidores para prevenir la acumulación de la mutación del gen SOD1. Aunque muy primarios, los estudios clínicos son esperanzadores.

¿Cómo ayudar a un perro con mielopatía degenerativa?

En las primeras etapas de esta enfermedad, el perro puede presentar incoordinación en sus movimientos, ya sea que se caiga de la parte trasera (de nalgas) o que camine de forma extraña: tambaleándose o arrastrando la parte baja de las patas -lo que serían los pies en humanos- o bien, caminar con los nudillos.

La debilidad va empeorando hasta que el perro tiene dificultad para mantenerse en pie, le cuesta caminar y se vuelve incontinente. Aunque, al tratarse de una parálisis, el animalito no siente dolor o muy poco.

Por suerte, hay algunas medidas que se pueden tomar para ayudar a un perro conmielopatía degenerativa.

• Ejercicios de rehabilitación, necesarios para evitar las úlceras por presión, infecciones en vías urinarias o retrasar lo más posible la pérdida de la movilidad.

• Fisioterapia. Hay clínicas especializadas en rehabilitación de estos pacientes. Así se intenta detener la atrofia y conservar la función de las patas delanteras. También se estimulan la sensibilidad, la coordinación y el equilibrio. Entre las técnicas que se utilizan, están los ejercicios pasivos de movilización (moverle las patitas afectadas manualmente), masajes, estiramientos, terapia de calor y particularmente, con aparatos de electroestimulación magnética y TENS (Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation por sus siglas en inglés o Electroestimulación Transcutánea de los Nervios). Una maravilla tecnológica que devuelve la movilidad -hasta cierto punto- y disminuye el posible dolor con estupendos resultados.


Las terapias para mantener la movilidad son muy parecidas a las que realizaría un paciente humano, con el apoyo de pelotas, hidroterapia, caminatas y algunos otros dispositivos.

Cuando la enfermedad está más avanzada, se puede brindar al animalito el apoyo de arneses en las patas traseras o una “silla de ruedas”, los famosos carritos, hecho a la medida.

En casa habrá que adaptarle un espacio lo más confortable posible, muy acolchonado pero firme, para que el perro pueda pararse. Si la mascota arrastra los pies o los nudillos, es conveniente ponerle unos zapatos o calcetines para perros y cuidar que el piso no se resbaloso. También hay que protegerlo de las corrientes frías.

Un aspecto muy importante en un perro que padece mielopatía degenerativa, es la nutrición. En la medida que el animal esté sano por dentro y se le controle su peso -ya que no podrá hacer ejercicio normal-, se evitarán mayores complicaciones.

LuckyDog es una excelente opción para perros con problemas de salud, ya que es un plan de alimentación integral, con fórmulas 100% naturales, ingredientes de calidad premium para consumo humano, fácil de digerir, sin conservadores, harinas, sal, sustitutos de proteína animal ni saborizantes artificiales. Además, se usa un innovador método de cocción que evita la proliferación de bacterias o virus. La comida para perros más sana que puedes encontrar en el mercado.

La Mielopatía Degenerativa Canina y Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) son enfermedades muy difíciles de llevar. Pero se puede brindar a los pacientes una buena calidad de vida con los cuidados necesarios y tomando conciencia de que se debe seguir apoyando la investigación hasta encontrar los tratamientos definitivos.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo