Buscar
  • LuckyDog Naturalmente

¿Cómo afecta el clima a los perros? LuckyDog te da útiles consejos para proteger a tu peludo.


¿Sabías que el clima afecta las necesidades calóricas de los perros? ¿O que cuando hace calor, debes protegerlo de los rayos UV más intensos? Hoy se conmemora el Día Mundial del Clima. En LuckyDog queremos aprovechar esta oportunidad para contarte cómo afecta el clima a los perros y te damos útiles consejos para proteger a tu peludo de los cambios climáticos.

En febrero pasado, el diario El País publicó una entrevista con el empresario Bill Gates a propósito de su nuevo libro “Cómo evitar un desastre climático” (Plaza & Janés). El fundador de Microsoft y ahora filántropo, asegura que “los efectos del cambio climático serán mucho peores que los de la pandemia si no conseguimos reducir a cero las emisiones de efecto invernadero para el año 2050.”

Tú, desde tu escritorio o tu sofá, pensarás que eso no te compete. Ya se encargarán los científicos y gobiernos de hacer lo necesario. Nada de eso, el Día Mundial del Clima se conmemora para crear conciencia de lo importante que es este tema y cómo afecta todos los aspectos de nuestra vida, desde la ropa que usamos, hasta ¡nuestras mascotas! ¿Cómo afecta el clima a los perros? En este artículo te damos útiles consejos para proteger a tu peludo de los climas cada vez más extremos.

¿Cómo afecta el frío a los perros?


¿Has pensado qué pasaría si te mudaras a una ciudad de Canadá o del norte de México? Y aun cuando no tengas planes de cambiar de residencia, la Ciudad de México es famosa por tener una variedad de climas según la estación del año o la zona en la que vivas. En las zonas altas como el poniente o el Ajusco, las temperaturas son más bajas y las casas son mucho más frías en invierno o incluso por la noche. Tu perro requiere de condiciones especiales para evitar desde un resfriado hasta problemas más graves como artritis.

Los perros también deben protegerse del frío, especialmente los de pelo corto. Conviene abrigarlo bien durante la noche y ponerle un suéter durante sus paseos. También debes evitar sacarlo en las horas más frías, como el amanecer, la madrugada -sí, hay gente que lo hace- o cuando hay mucho viento.

El espacio que destines en tu casa para su camita, debe estar en el lugar más cálido, de preferencia, donde dé el sol durante el día. Si no es posible, considera ponerle un calentador a temperatura media, no es bueno exponerlos a los cambios bruscos de temperatura, especialmente a los perros viejitos.

Si cambiaste de una zona más céntrica y cálida a una más fría, dale tempo para que se adapte. Llévalo a paseos cortos y ve alargando el tiempo al exterior, poco a poco para que se acostumbre.

Cuando le toque baño, calienta previamente la habitación con agua caliente o un calentador. Bajo ninguna circunstancia lo bañes en el patio ni con agua fría. ¿Te imaginas lo que sentirá el pobre? Ten lista su toalla y si se deja, usa la secadora de pelo.


Con su alimentación también habrá que hacer cambios.


En un hecho científico que las bajas temperaturas aumentan el gasto de energía física tanto en humanos como en animales. Pero dar más comida al perro no siempre es la mejor solución. Cuando es un perro de interiores o sus paseos son más cortos o menos frecuentes por el frío, ni el perro ni tú están quemando las calorías que deben.

Si tu mascota no está realmente expuesta al frío, es decir, si el termómetro no baja tanto, su cuerpo no se verá en la necesidad de acelerar su metabolismo (mayor consumo de energía), por lo que no necesita ingerir calorías de más. Comer mayores porciones o darle alimentos más ricos en calorías, sólo lo subirán de peso.

Pero si la rutina del perro no se altera con el clima, sale a pasear normal y juega dentro de casa -lo cual pasa con los cachorros y razas juguetonas-, “el frío puede ocasionar que su requerimiento energético se incremente entre el 10 y hasta 90%”, según datos proporcionados por la Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía.

Para esas necesidades te recomendamos LuckyDog Res, una receta con proteínas de alto valor biológico, rica en hierro, fósforo, ácido fólico, zinc y vitaminas. Una extraordinaria opción para fortalecer su salud y satisfacer su apetito. O bien, LuckyDog Energy, esta receta fue especialmente creada para proveer energía a cachorros, perros con alta actividad física, bajos en peso, perritas en gestación o lactantes, por su alto contenido de grasa e ingredientes seleccionados. Consulta con el veterinario qué tanto debes incrementar sus porciones, ya que esto dependerá de la raza, edad, peso y salud general de tu perrhijo. Nuestra recomendación es que la cantidad diaria de LuckyDog, sea entre el 3% y el 5% del peso del perro. Si debes darle más, el médico te indicará cuánto.

Consulta nuestra calculadora LuckyDog en luckydog.com.mx/calculadora donde podrás saber con exactitud la cantidad de alimento que debes darle a tu perro según su edad, etapa de vida, grado de actividad física y requerimientos alimenticios. La calculadora también te dará el costo diario y el número de días que durará el paquete que elegiste.

No olvides premiarlo con un delicioso postre: LuckyDog Bites, exquisitas galletas hechas de ingredientes naturales como crema de cacahuate, arándanos, camote y harina de arroz. Todos son superfoods (https://www.luckydog.com.mx/post/el-poder-de-los-superfoods-para-tu-perrhijo) que no le engordan y le darán más energía para pasar el invierno.


¿Cómo afecta el calor a los perros?


Esto es más fácil, ya que la mayoría de los perros mexicanos están acostumbrados a los climas templados. Pero recuerda que en primavera las temperaturas son cada vez más altas debido al cambio climático global.

Algunas medidas para que tu perro se sienta más cómodo cuando el calor es fuerte son, en primer lugar, un lugar fresco para que descanse. Mantenlo en una habitación con ventanas o con un ventilador. Si tú tienes calor, es probable que él también lo padezca.

No lo saques a las horas más altas del sol. Algunas razas sin pelo como el Xoloitzcuintle, necesitan protector solar; existen cremas solares para perros en algunas tiendas especializadas. De cualquier forma, procura que esté en interiores. Si tienes oportunidad, improvisa una alberca o tina en tu patio para que pueda darse un chapuzón.

Cuida que sus patitas no toquen el pavimento muy caliente, puede sufrir graves quemaduras. Espera al atardecer o la noche para que salga a pasear.

Los parásitos encuentran un gran caldo de cultivo en el clima muy cálido. Las pulgas, garrapatas, mosquitos y otros insectos, pueden causar daños a tu animalito si no tomas precauciones. Recurre a los productos antiparasitarios como pipetas, collar antipulgas, spray o medicamentos orales. Consulta a tu veterinario.

Vigila muy bien el estado de sus alimentos. Dejarlos fuera del refrigerador por mucho tiempo puede echarlos a perder. LuckyDog es alimento fresco para perros que viene precocido para evitar bacterias y virus. Se almacena congelado y para servir, sólo debes ponerlo un rato a temperatura ambiente. Cualquiera de las 6 recetas puede proveerle de los nutrientes necesarios para mantener su buena salud y peso ideal. Puedes darle de vez en cuando alguna golosina como helado o frutas congeladas. Sólo asegúrate que estén dentro de las permitidas para la dieta canina. En nuestro artículo “¿Los perros deben comer frutas y verduras?” (incluir enlace artículo) te damos información acerca de cuáles son buenas para ellos.


Ya has visto cómo afecta el clima a los perros. Esperamos que estos útiles consejos de LuckyDog para proteger a tu peludo, te ayuden a pasar mejor los cambios de estación.


En LuckyDog somos conscientes de que todas nuestras acciones, por pequeñas que sean, sirven para combatir las emisiones de efecto invernadero. En el Día Mundial del Clima, nos sumamos a la lucha por cuidar el medio ambiente.


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Síguenos

  • LogoWA1_edited
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - Círculo Blanco

®LuckyDog Naturalmente. 

Fabricado y distribuido por Alipet S.A. de C.V.

Autorización SAGARPA: A-9044-002,

A-9044-003, A-9044-004, A-9044-007, A-9044-008

*   No aplica en LuckyDog Bites

** The Association of American Feed Control Officials. (AAFCO.org)