Buscar
  • LuckyDog Naturalmente

Cómo impactan nuestras mascotas el medio ambiente.


El 22 de abril de 2021 es la fecha designada para que todos reflexionemos sobre el cuidado de la Tierra, preocuparnos por la contaminación, los animales, las plantas y nuestro medio ambiente. ¿Cómo impactan nuestras mascotas el medio ambiente? ¿Cómo reducir ese impacto? LuckyDog propone algunas acciones para celebrar el Día Mundial de la Madre Tierra como recoger los desechos de nuestros perros, el trato que debemos darle a los animales, utilizar empaques amigables con el medio ambiente y crear espacios para que nuestros compañeros de vida y de planeta -nuestros perrhijos-, vivan en armonía con nuestro entorno.


Cómo impactan nuestras mascotas el medio ambiente.

A diferencia de los seres humanos que tenemos un papel económicamente activo en el planeta, las mascotas únicamente cumplen con la función de ofrecer afecto y compañía, lo cual no es poco. Su rol es el de completar una familia y hacernos más felices. Pero eso no significa que su presencia en el mundo -que crece exponencialmente cada año- no deje una huella en la madre tierra.

Habrás oído hablar de la huella ecológica. Así es como se denomina a la superficie de tierra o de agua necesarias para producir los recursos necesarios y procesar los residuos obtenidos en la vida de un ser vivo, en este caso, tu perro.

Según el sitio ecovant.com (noticias sobre el medio ambiente, cambio climático, naturaleza, consumo, sostenibilidad, contaminación, reciclaje, energías, etc.) un perro puede dejar una huella ecológica mayor a la de un vehículo 4×4. ¿A qué se refiere esto? A la superficie de tierra que se requiere para producir los recursos que necesita, en el caso de los perros, la cantidad de alimento que consume (carne, cereales, vegetales y otros productos) y la cantidad de agua utilizada en su alimentación y cuidados (260.000 lt de agua al año para un perro pequeño).


También es importante mencionar la huella de carbono (CO2). Afirma el profesor Gregory Okin (Universidad de California) que la alimentación de nuestras mascotas produce alrededor de 64 millones de toneladas de CO2 al año.


Te preguntarás ¿qué pasa con las heces y la orina? Esto también genera contaminación biológica, ya que los perros dejan sus desechos en las calles. Si los dueños no los recogen o lavan la orina que dejaron sus perritos durante sus paseos, éstos se secan y vuelan en partículas altamente contaminantes. Eso si contar con los perros callejeros y la fauna silvestre. Se calcula que cada perro produce 31,2 kg de heces al año, de las cuales, una buena parte es recogida ¡en bolsas de plástico! ¿Para qué decir más?


Sabemos que los animales de compañía estarán siempre con nosotros porque son un elemento fundamental en la integración social de las personas y están aquí para hacer más agradables nuestras vidas.


¿Cómo reducir el impacto de nuestras mascotas el medio ambiente?


Para LuckyDog la calidad de vida de los humanos y sus perros, así como el cuidado del medio ambiente, son una prioridad. Es por eso que tomamos acciones que ayudan a reducir el impacto ambiental.


La forma en que preparamos y empaquetamos nuestras recetas es totalmente natural. Muy parecido a lo que tú haces a pequeña escala en tu cocina. A diferencia del alimento seco y enlatado para perros que se produce en grandes fábricas, el alimento para perros LuckyDog se prepara precisamente en una cocina; los ingredientes que usamos son 100% naturales, no utilizamos conservadores químicos, saborizantes artificiales, harinas ni subproductos de proteína animal, por lo que los desechos de producción que se generan son totalmente orgánicos. Nuestros empaques son amigables con el medio ambiente, ya que las bolsas son de tela biodegradables y se pueden reutilizar.


Además de esto, constantemente proporcionamos información a nuestros clientes acerca de cómo reducir el impacto de nuestras mascotas el medio ambiente.


A continuación, te damos algunos consejos útiles:


Reduce, separa y reutiliza. El plástico, latas y sobres de comida para perros que compras en el súper, no son biodegradables. Si te es posible, cambia a marcas cuyos empaques sí lo sean. Asegúrate de tirarlas en contenedores orgánicos e inorgánicos. También puedes reducir el desperdicio al elegir presentaciones más grandes. Cuantas menos bolsas y latas, mejor. Reutiliza las bolas grandes para la basura y las latas para algún otro propósito como sembrar plantas -ahora están de moda los huertos en terrazas- o manualidades.


Cambia a bolsas biodegradables o de papel para recoger las heces. Estas bolsas están disponibles en casi todas las tiendas especializadas para mascotas o autoservicios. También puedes usar bolsas de papel de estraza o periódico.


• La orina también se debe lavar. Según un estudio de la Universidad de Columbia (USA) la orina de los perros daña los suelos urbanos debido a su contenido de nitrógeno y al PH. La orina no se puede recoger, pero sí lavar o diluir. Lleva contigo una botella con agua para lavar la pipí de tu perrhijo, aún cuando orine sobre tierra. Puedes usar una mezcla de agua y vinagre blanco para neutralizar el amoniaco de la orina. Algunos productos de limpieza orgánicos también pueden ayudar diluidos con agua en un atomizador. Adopta este hábito.


• No le compres tantos juguetes de plástico. Fabricar tus propios juguetes en casa es fácil. Tu perrhijo sólo quiere tener cosas para morder, no importa la forma que tengan. Cuida de que los materiales que uses no sean tóxicos, como pintura o productos químicos. Puedes hacer agujeros en una botella con tapa que ya no uses y meter golosinas para que el perro se entretenga sacándolas. Recicla juguetes viejos de tus hijos o haz una pelota de tela con retazos de prendas viejas. Si además tienen tu olor, le van a encantar.


Camina más en lugar de llevarlo al parque en auto. Quien tiene un perro, sabe que es necesario que el animalito salga a pasear. Si de todos modos tienes que salir, lleva a tu can contigo siempre que puedas. Incluso si vas al veterinario o a la tienda especializada, si la distancia lo permite, deja el auto en casa.


Pequeñas acciones multiplicadas por los miles de propietarios de animales, suman mucho. En LuckyDog tenemos la filosofía de cuidado al planeta. Te invitamos a que en este Día Mundial de la Madre Tierra, reflexionemos sobre cómo impactan nuestras mascotas el medio ambiente y empecemos a adoptar hábitos más ecológicos, como cambiar su alimento: naturalmente LuckyDog.

Por un mundo más feliz.




1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo