Buscar
  • LuckyDog Naturalmente

¡A otro perro con ese hueso! LuckyDog te dice por qué los huesos pueden ser peligrosos para tu perro


Ancestralmente, los perros eran cazadores y comían a sus presas enteras, ¡con todo y hueso! Esta parte de la carne que tu perrito tanto disfruta contiene minerales, proteínas, grasas, colágeno y otros nutrientes que la naturaleza de los perros necesita. Pero los tan sabrosos huesos, también pueden representar un peligro para él. LuckyDog te dice por qué los huesos pueden ser peligrosos para tu perro. ¿Darle o no darle un huesito a Firulais? Nada con exceso, todo con medida.

La naturaleza no se equivoca. Los huesos son muy nutritivos, ya que son ricos en calcio, fósforo, sodio, hierro, zinc, proteína y cartílago, fuente de colágeno, excelente para las articulaciones. Además, en la médula del hueso están las células que componen la sangre, aunque esta parte del hueso tiene mucha más grasa.

Pero lo más atractivo de un buen hueso, es que el peludo se entretiene por un buen rato. Chupar un hueso es estimulante para él, le relaja y lo conecta con su origen salvaje. Habrás visto lo feliz que hace a Milaneso ir a esconder su tesoro o enterrarlo en el jardín. Eso es parte de su “instinto de lobo.”

Otro beneficio de los huesos para los perros, es que les ayudan a limpiar sus dientes y a no acumular sarro. Sin embargo, algunos expertos aseguran que incluir huesitos en la dieta del perro, no es tan conveniente. ¿Por qué podría ser malo algo que les gusta tanto a los canes?

Por qué los huesos pueden ser peligrosos para tu perro.

Cuando no sabemos si algo es bueno o malo, lo mejor es encontrar un punto medio. Hay huesos buenos para los canes, como los que son blandos y con mucha carne; o bien, aquellos que pueden roer por horas, como los que tienen tuétano o son lisos como los de rodilla de vaca. Pero…

Siempre hay un pero. Muchos veterinarios advierten sobre los peligros de los huesos para los perros, ya que podrían provocarles graves problemas de salud como:

• Los huesos pequeños pueden hacer que el animal se ahogue. Es relativamente fácil que el perro se trague por accidente o intencionalmente el objeto, obstruyendo las vías respiratorias (tráquea).

• También existe el peligro de que se rompan un diente o si los huesos se mastican diario, sufrirán el desgaste de las piezas dentales.

• Las astillas de hueso pueden desgarrar alguna parte del sistema digestivo, desde el hocico hasta el recto. Si ves que tu perrhijo defeca con sangre, puede ser señal de que hay una herida interna.

• Además del desgarre, otro riesgo es la obstrucción intestinal, que puede llegar a ser tan grave como una peritonitis.

• El estreñimiento o la dificultad para evacuar es otro inconveniente de los huesos, ya que el exceso de éstos en su dieta, puede volver las heces muy duras.

Un consejo muy importante es que, si notas que tu perro -al comer un hueso- tiene dificultad para respirar, está inquieto, como queriendo decirte algo; se frota el hocico con las patas, saliva demasiado o tiene arcadas, debes llevar al veterinario ¡de inmediato! Lo mismo si observas que el animalito tiene dolor de estómago, vómito, no defeca como acostumbra o está demasiado quieto. Si acostumbras darle huesos a tu perrhijo, pon mucha atención en esto.

¿Huesos cocidos o crudos?

Depende de cada quien, sólo considera que los huesos cocidos son más blandos y, por lo tanto, más fáciles de tragar o de romperse y quedar astillados; esto pasa mucho con los huesos de pollo.

Muchas personas, como los fans de la dieta BARF, ofrecen huesos crudos a sus perros. Aquí el peligro son las bacterias y parásitos. Los expertos en alimentación canina de LuckyDog, explican que todo alimento crudo tiene altas probabilidades de estar contaminado.

Otro punto importante al elegir huesos para los perros, es que tengan más o menos la misma proporción de carne que de estructura ósea. Así, el perro disfruta más y los riesgos se reducen. Del tamaño del perro dependerá el tamaño del hueso, pero ojo: no por ser de raza pequeña, le des huesos diminutos que pueda tragar fácilmente, ya te explicamos por qué.

Según LuckyDog, lo mejor es evitar que los huesos sean parte de la dieta diaria del can. Uno de vez en cuando a manera de premio, está bien.

Los mejores huesos para perros.

Los perros están inevitablemente asociados a los huesos, lo hemos visto toda la vida en los dibujos animados, la forma de sus juguetes o de las galletas para perro. Es inevitable darle ese gusto a nuestro can. Por eso mejor considera elegir los huesos adecuados para tu mascota -según su tamaño-, obsérvalo mientras los come, permanece atento a cualquier comportamiento anormal y ten mucho sentido común.

Evita los huesos demasiado duros que les puedan lastimar los dientes o las encías.

Los huesos carnosos de pollo como las alitas, el pescuezo o las patas, pueden funcionar, siempre y cuando estén cocidos y no tengan nada filoso.

Si tu perro es grande, los huesos grandes de cerdo (pierna o costilla estarían bien. Evita las agujas de res, por ejemplo.

Esto es lo que LuckyDog te dice sobre por qué los huesos pueden ser peligrosos para tu perro, pero la recomendación más importante es que te asegures de darle un plan de alimentación balanceado y completo, con base en ingredientes naturales, de calidad premium, libre de grasas saturadas, sin sal, harinas, sustitutos de proteína -como los que contienen las croquetas-, sin conservadores ni saborizantes artificiales.


Recuerda que si antepones el precio a la calidad, quien pagará las consecuencias será tu perro. Las vísceras, el alimento crudo, los ingredientes prohibidos para perros o demasiados cereales, pueden darle muchos problemas de salud a la larga como el sobrepeso, artritis, enfermedad periodontal (gingivitis) o diabetes.


Y si lo quieres consentir con un huesito, dale LuckyDog Bites, deliciosas galletas hechas de ingredientes naturales como crema de cacahuate, camote, arándano, arroz o higadito de cerdo, si prefiere el sabor a carne. Los huesos reales déjalos para ocasiones especiales, sólo ten en cuenta los consejos de los especialistas en alimentación canina de LuckyDog.



10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo