Buscar
  • LuckyDog Naturalmente

LuckyDog te aconseja: ¿Cómo preparar a tu mascota para el regreso a la normalidad?


Por más de un año hemos estado en casa las 24 horas. Ahora que empieza la vacunación en México, pronto llegará el tiempo de volver a la normalidad, es decir, trabajar fuera de casa. Nuestros perrhijos se han acostumbrado a que pasemos más tiempo con ellos. Y ahora, ¿sufrirán la ausencia de los dueños? Según los expertos, nuestros animalitos deben pasar por un proceso de adaptación. Por eso, LuckyDog te aconseja: ¿Cómo preparar a tu mascota para el regreso a la normalidad? Con estos consejos, la nueva normalidad será más fácil para todos.


La nueva normalidad está ya aquí. Finalmente estamos retomando el trabajo de forma presencial y esas rutinas a las que nos habíamos acostumbrado, tendrán que cambiar nuevamente. Tu mascota lo va a resentir.


¿Cómo preparar a tu mascota para el regr


eso a la normalidad?


Nuestros perrhijos conocen de memoria el significado de acciones humanas como tomar las llaves, la bolsa, ponerte el saco o los zapatos de tacón. “¿Qué pasa?, ¿por qué no toma mi correa?, ¿a dónde va sin mí? ¡Ya se va otra vez!”, parecen estar pensando mientras nos miran con la cabecita inclinada. Eso pasará con los perros que han estado en casa desde antes de la pandemia. Ahora imagínate lo que pensará un lomito que fue adoptado durante el confinamiento y no conoce otra vida más que la del encierro contigo.


Es nuestra responsabilidad como dueños, entender lo que sienten y apoyarlos en la transición hacia la nueva normalidad para que juntos, puedan lidiar con la ansiedad por separación.


¿Qué señales de ansiedad por separación puedes observar?


Orinar o defecar dentro de la casa, destrozar cosas, cavar en las macetas o el jardín, ladrar mucho, aullar, intentar escaparse o jadear y babear más de lo normal. Así es como puede manifestarse la ansiedad por separación. Si en los primeros días de tu salida notas estos cambios, tu perrhijo está sufriendo angustia.


LuckyDog te aconseja sobre cómo preparar a tu mascota para el regreso a la normalidad para que este momento sea menos difícil para ambos.

• Sal poco a poco. Antes de que vuelvas a la oficina de forma definitiva, empieza a acostumbrar a tu lomito a quedarse solo por periodos cortos, apenas el tiempo suficiente para que sepa que volverás y no destruya la casa. Este ejercicio aumentará la confianza en que vas a regresar. Poco a poco haz más largas tus ausencias. Así, él entenderá que su temor a ser abandonado, no es real.

• Nuevos horarios. Otra cosa muy importante que va a cambiar, son los horarios. Antes de reincorporarte a la oficina, ponte la disciplina de levantarte a la misma hora que lo harás cuando vayas a trabajar. Ensaya tu nueva rutina para que tu perrhijo la conozca, especialmente si lo adoptaste durante el confinamiento. Si es necesario, ajusta los horarios de sus alimentos. Esto les ahorrará a ambos, estrés innecesario.

• Empieza a cambiar las rutinas para que se acostumbre y no asocie. Por ejemplo, toma las llaves en diferentes momentos del día o ponte la chamarra sin que tengas que salir, toma tu bolso y cámbialo de lugar, o sal al auto y regresa de inmediato. Esto es sólo para que mentalmente, tu perro desvincule estas acciones con el hecho de que te vas y lo dejas todo el día solo.


• Recompensas. Haz de tus salidas algo positivo para él. Dale una pequeña recompensa antes de salir, déjale un par de LuckyDog Bites en su camita o dale uno ya en la puerta. Así puedes ayudar a reducir el estrés de tu partida.


• Mantenlo ocupado. Sus juguetes serán tus grandes aliados. Rodéalo de sus peluches favoritos. Si no tiene un kong (juguetes que se rellenan de croquetas o premios), cómprale uno. Se va a entretener sacando grageas de ahí.


• Déjale una prenda de ropa usada con tu olor. Una camiseta vieja o un calcetín, servirán. La aromaterapia funciona.


• Bajo ninguna circunstancia, dejes de llevarlo a pasear. Es verdad que llegamos cansados y todo lo que queremos es tumbarnos a ver tele. Pero si eres dog parent, tienes una responsabilidad de amor con él. Si te es posible, sácalo a un breve paseo antes de irte a trabajar, con 15 minutos bastará. Cuando llegues, será un paseo más largo. Recuerda que él ha estado echadito todo el día y necesita quemar energía, ir al baño y revisar sus “redes sociales” perrunas (olfatear a los perros del vecindario). Además, el tiempo que pasa contigo, para él lo es ¡todo! Una buena caminata a ti también te va a relajar.


• No alteres tu tono de voz ni exageres las muestras de cariño. Si le hablas con voz chillona, a mayor volumen y además, lo besas y lo abrazas efusivamente al irte o al regresar, él lo interpretará como que afuera tú corres peligro, que tienes miedo de salir y se va a quedar con el pendiente. Actúa normal, despídete y salúdalo normal. Tú también lo extrañaste y seguro querrás comértelo a besos, pero eso genera angustia a tu peludo. Él te necesita fuerte y seguro.

• Recuerda que el coronavirus no se ha ido. Debemos mantener las medidas de higiene. Cuando llegues, traten de acostumbrarse a que al llegar, primero debes llevar a cabo tu rutina de lavado de manos, quitarte la ropa de calle, los zapatos, etc. Enseña a tu animalito a esperar pacientemente su cena o su paseo hasta que tú hayas concluido estas acciones.

• Lo más importante: sé paciente con él. Es probable que en los primeros días encuentres destrozos en tu casa. No lo regañes. Este comportamiento es normal. Él busca tu atención y está enojado porque “lo abandonaste”. Recuerda que si lo educas bien, esta situación es transitoria. Cuando estés con él, consiéntelo mucho, jueguen, salgan a pasear. Haz que él se sienta seguro y que no por irte a trabajar, vas a dejar de quererlo.

Esperamos que estos tips te sirvan para saber cómo preparar a tu mascota para el regreso a la normalidad. LuckyDog te aconseja mostrarle siempre tu afecto, no descuidar su salud y seguir alimentándolo con una dieta balanceada y deliciosa: Naturalmente LuckyDog.





12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo